Mi hijo con sobrepeso

Blanca Saint Martín

¿Cómo detectar el riesgo de obesidad durante la infancia?

Los padres de familia siempre estamos preocupados por la salud y el peso de nuestros hijos.

Los niños con sobrepeso generalmente son televidentes asiduos, lo que reduce su actividad física

A continuación encontrarás algunos tips para detectar si tu hijo está en peligro de padecer sobrepeso u obesidad y varias recomendaciones sencillas para evitar la ganancia excesiva de peso durante la niñez.

Evaluar el peso

La evaluación del estado de nutrición de los niños se realiza principalmente con base en su edad, peso y estatura que presentan. Estos tres datos deben de guardar una proporción, es decir, según la edad, se establece una estatura y peso promedio. Cuando el peso corporal sobrepasa los valores que corresponden a la estatura o a la edad, tu hijo tiene sobrepeso
El sobrepeso se determina por el índice de masa corporal (IMC), el cuál relaciona los kilogramos de peso contenidos en los centímetros de estatura elevada al cuadrado. Su fórmula es:
        Peso en kg
IMC = ------------------------
      Estatura2 (en metros)

Es decir, divides el valor del peso actual de tu hijo entre la estatura (en metros) que tiene, elevada al cuadrado. Por ejemplo, si tu hijo tiene 3 años, pesa 14.5 kg y mide 93 cm, su IMC se calcularía de la siguiente manera:

  4.5 kg         14.5  kg
IMC = -----------------=-------------=16.86 kg
(0.93 m)2    0.86  m2

Para saber si este valor está dentro de los límites normales, puedes consultar la siguiente tabla:

Tabla 1. IMC para niños según su edad y sexo

Edad/sexo

IMC (kg/m 2 ) promedio

Niños entre 1 – 3 años

16.4

Niños entre 3 – 6 años

16.8

Niños entre 7-10 años

18.0

Niñas entre 11 y 14 años

20.9

Niños entre 11 y 14 años

20.6

Niñas entre 15 y 16 años

22.7

Niños entre 15 y 16 años

22.3

Si no sabes controlar el sobrepeso en tu hijo, acude con un especialista en nutrición que te ayude a establecer los cambios de hábitos alimentarios

Si al calcular el IMC de tu hijo, se encuentra por valores arriba de lo descrito en la tabla anterior, tu hijo ya tiene sobrepeso y tal vez obesidad. En este caso es indispensable que acudas con un especialista en nutrición que te ayude a establecer los cambios de hábitos alimentarios necesarios para controlar el sobrepeso de tu hijo y evitar que este problema se torne crónico y progresivo.

¿Cómo detecto que mi hijo está en riesgo de sobrepeso?

Si el IMC de tu hijo se encuentra en límites normales, ¿cómo puedes saber si no está en riesgo de subir de peso de manera descontrolada? Recientemente un grupo de especialistas del Centro de Políticas en Nutrición y Promoción del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos(1) llevó a cabo una investigación mediante la cual obtuvieron la información que describe los aspectos y hábitos relacionados con la ganancia de peso en la infancia y la predisposición de que un niño padezca obesidad. En este estudio participaron familias de diferentes grupos sociales, estratos socioeconómicos y razas. Una condición es que en todas las familias existiera por lo menos un miembro entre los 7 y los 16 años de edad.

 

Se evaluó el efecto de diferentes factores que pudieran influenciar la ganancia de peso de los niños como la edad, el sexo, el IMC de los padres, el número de miembros en la familia, el ingreso económico, el origen racial y étnico, su lugar de residencia así como algunos factores de la dieta, específicamente el consumo de calorías de los niños, la cantidad de alimentos pesada en gramos, y la proporción de calorías que provenían de proteína y grasas en la dieta de los pequeños.Por otra parte, también se determinó la actividad física y el número de horas de televisión que ven los niños en el día. Los resultados fueron los siguientes:

Los niños con sobrepeso generalmente:

  • Tienen padres (uno o ambos) obesos o con sobrepeso, es decir, el IMC de sus padres está por arriba del promedio.
  • Viven en familias pequeñas cuyo ingreso económico es medio o bajo.
  • Consumen un mayor número de calorías provenientes de grasas.
  • Son televidentes asiduos, lo que reduce su actividad física.

Estos cuatro factores son los que más se relacionan con la ganancia de peso en los niños.

¿Qué puedo hacer para evitar que mi hijo sea obeso?

Básicamente, lo primero es que todos los miembros de la familia tengan un IMC dentro de los límites normales. Si tú tienes sobrepeso, lo más indicado es que inicies un plan de alimentación que te ayude a recuperar el peso adecuado y procurar corregir los malos hábitos de alimentación de toda la familia. De esta manera, lograrás que tu hijo también controle su forma de comer y lo haga de manera adecuada.

También debes considerar que cuando tienes menos hijos, tu atención está más centrada en cada uno de ellos, por lo que puedes excederte en complacerlos, sobre todo en cuestiones de comida. Recuerda, los alimentos no son premios o castigos y debes procurar variar la alimentación de tus hijos incluyendo alimentos de todos los grupos, moderando el consumo de golosinas. Debes controlar la cantidad de grasa con la que cocinas, así como los productos industrializados que sean fritos o elaborados con grasa.

Una recomendación primordial es motivarte a que seas tú la que prepares tanto los alimentos que se consumen en casa como el lunch que lleva tu hijo a la escuela. Si le das dinero, no puedes asegurar la calidad de los alimentos ni el aporte de grasa que tienen.

Por último, trata de convivir más con tus hijos e incorpóralos a deportes acordes con su edad. Entre menos horas de televisión y video juegos, mas tiempo de actividad física. Si consideras que no tienes la información suficiente para, favorece una mejor calidad de vida y reduce el riesgo de padecer obesidad y enfermedades crónicas.

Referencias :

  • Anand, RS, Basiotis, P, Klein, BW. Profile of Overweight Children. USDA Center for Nutrition Policy and Promotion. Washington DC, 20036.202/418-2312. May 1999.
  • www.usda.gov/cnpp Mahan, Escott-Stump. Nutrición y Dietoterapia de Krause. 10ª. Edición. Ed. Mc Graw Hill, 2000.

 
 
t>